extinción inducida

FullSizeRenderFelipa me invitó a comer arroz con tortilla. Su hijo Brian le ronroneó un mamá-mamá-mamá para que lo protegiera de las gotas que taladraban el techo de lámina. Entre tortilla y tortilla, acompañados por una de las tormentas más fuertes que he presenciado, Felipa me confesó que la primera palabra de Brian no fue me’, sino mamá. Nosotros mismos le pedimos que lo dijera así, di mamá, di mamá… suspiró… antes todos aprendíamos jtot y me’, antes a nadie le daba vergüenza la lengua.

Anuncios

Cuando abandoné el placer de la chaqueta

*atento mensaje a tod@ lector@ no mexican@: vaya directamente a la nota al final del texto y luego regrese para comenzar a leer… es una recomendación para que usted sí disfrute la chaqueta.*

 

Pasó sin que me diera cuenta. Un mañana desperté y noté que algo había cambiado. Mi primera reacción fue hacer un escaneo rápido del inmobiliario para detectar posibles bajas. Todo estaba en orden, aún tenía 10 dedos en las manos y 10 en los pies, una nariz, una vagina, dos ojos, una boca, cabello colocho a la Tigresa del Oriente y mi voz interior.

Todo en su lugar. Comencé el día. Tras un par de horas caí en cuenta de que estaba haciendo todo diferente … ¿qué había pasado? sigue leyendo aquí

El escorpión en mi vientre sabe

IMG_1413

Hace tiempo descubrí un escorpión acurrucado en mi vientre. Me sorprendió no haberlo visto antes; lo tomé de la cola, no opuso resistencia. Pensé que su actitud era muestra de valentía, su propia forma de decirme: no te temo… después comprendí que estaba domesticado … entonces lo metí en mi boca y… I’m kidding, siga leyendo aquí

Cuando me bajó la reglita

reglita
No sabía a ciencia cierta sobre las implicaciones detrás del “¿ya te bajó?”; pero debo admitir que nunca imaginé que sería un evento donde tendría que utilizar mis habilidades ninja.

Corría el año de 1994, un momento de crisis política en México. Enero llegó con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la ratificación del Tratado de Libre Comercio y luego el asesinato de Colosio y la inminente devaluación del peso. Bajo este contexto histórico, una mañana de abril, me bajó … y la historia continúa aquí