Recuento de mis mujeres

 

Sábado en cama hojeando un libro de Lihn mientras disfruto del exquisito virus chileno, cortesía de palabras tragadas, que hospedo en mi cuerpo. Me topo con el poema cuestión de creencias… el que busca encuentra.

¿En quién pensó Lihn al escribir este poema? Conforme paso de una frase a otra, escucho cómo mi voz se calma; poco a poco noto que me estoy contando un cuento. Un cuento mío que desconocía que Lihn conocía.

Me hablo como una abuela que está por dar un consejo a su nieta, como un asesino a punto de revelar su crimen y mi crimen es…

la belleza en lo incorrecto

El alma se nutre de lo imposible. Lo imposible se conoce en el límite. El límite se observa en lo desconocido. Lo desconocido se alcanza por un camino diferente. El camino diferente no siempre es correcto. Lo correcto no siempre nutre el alma.

Encuentro belleza en quien muestra su peor cara …sigue leyendo pue’

espero guía divina

HM00:37 horas… en cierta mezcalería clandestina del centro de la Ciudad de México, después de un arroqueño, un jabalí y un cenizo llega el momento de ir al sacrosanto sanitario. Me paro frente a las respectivas puertas, se visualiza una H y una M. Entro en un profundo cuestionamiento: ¿a cuál entrar? H de hombre o de hembra; M de mujer o de macho… Espero guía divina.